Follow by Email

martes, 24 de mayo de 2016

De politiqueo por la vida

La economía es indispensable y necesaria para cualquier ser humano. Y no solo me refiero a la economía global o a la pública, sino también a la privada de cada persona en su día a día. Sin embargo, para cualquier persona que participe en el espectro político de cualquier país, la economía es esencial, pero va unidad intrínsecamente a la política. Por ello, si alguien politiquea, también lo hace en el nivel económico. Y entonces, ocurre lo que nos pasa a los españoles con estas personas tan agraciadas que han llegado al gobierno gracias a nuestro voto (que no se nos olvide en ningún momento), pero que no han sabido ni saben, aun después de muchos fracasos, llevar en condiciones un sistema económico y político de un país.

Tenemos a la vuelta de la esquina (en un mes aprox.) una nueva jornada de elecciones plagada de altos gastos (ya que no han podido llegar a ningún acuerdo, como sinceramente creo que todos nos esperábamos) en la que volvemos a encontrarnos frente a frente con unas personas que no se saben entender entre ellas y que, en algún caso incluso no se quieren entender. Así que no hemos avanzado nada. Estamos igual que en diciembre, sin ningún gobierno estable, pero... ¿Hemos notado alguna mejoría respecto a tener gobierno en funciones? ¿Hemos estado peor? ¿Igual? ¿Lo hemos notado? No... estar en una especie de vacío político no nos ha perjudicado, tampoco nos ha ayudado, pero no estamos peor que antes. Con esto, ¿sería posible afirmar que la gestión del PP ha influido en nosotros de tal manera que su relativa ausencia nos ha dejado prácticamente igual o igual? En cierto modo me parecería muy triste si de un simpatizante del PP se tratara que se haga esta pregunta. La administración política del PP no ha sido buena, tampoco podía hacer mucho con la situación que había. La administración económica tampoco ha sido una maravilla, pero... seamos sinceros ¿qué podía hacer el señor Mariano Rajoy en una España abandonada al raso por Zapatero con unas presiones fiscales enormes por parte del BCE? Realmente, desde este punto de vista que, nos guste o no es el que hay, Rajoy ha hecho lo que ha podido. Quizá menos de las posibilidades que ha tenido, pero era una situación muy cruda para salir a base de bajadas de impuestos. De hecho una deuda no se puede devolver con bajar los impuestos. Al menos durante un tiempo hay que subirlos para recaudar capital, es lógico. Pero igual sí podría haber tardado menos en bajarlos o simplemente empezar a ello, que aún no lo ha hecho...

Esto es un pequeño resumen de una vida de politiqueo de algunos, unida a la corrupción (hecho que veremos mediante otro artículo como mínimo) y al pasotismo por parte de la "casta" (por coger prestadas ciertas palabras favoritas de algún que otro político) de la ciudadanía española. Esperemos que si queremos cambiar lo que hay, lo hagamos en esa segunda oportunidad que se nos concede en junio... Solo depende de nosotros.

No hay comentarios:

Publicar un comentario