Follow by Email

sábado, 4 de junio de 2016

El paro y el rebuzno del jumento

La primera noticia que llegó a mis oídos sobre los datos del paro del mes de Mayo’16 me llenó la mente de esperanza y de inusitado optimismo al leer los titulares de la prensa escrita y oír a ciertos comentaristas en la televisión. Me llegaba algo así como “La cifra de parados baja de los cuatro millones en mayo por primera vez en seis años”, titular muy repetido, de forma casi literal y con pequeñas variaciones por los miembros del Gobierno en funciones y los principales medios de comunicación del país (¡para que luego digan que la prensa es totalmente independiente del poder!).

A pesar de la esperanza las primeras veces que oí la noticia me mostré escéptico y a medida que más y más medios repetían machaconamente el mismo titular casi literal, empecé a pensar que después de la larga travesía por las penurias del desierto que ha significado la actual crisis económica mundial, por fin hizo efecto el preciado y maravilloso Bálsamo de Fierabrás  que todas las dolencias cura, según D. Quixote de la Mancha y  al que el actual Presidente del Gobierno en Funciones parece se encomendó en la campaña electoral que le llevó a la Moncloa, ya que prometió y prometió la creación de más de tres millones de nuevos puestos de trabajo sin basarse en un sólido plan de reconversión del modelo productivo del país.

Tamaña noticia no puede ser pasada por alto, ya que en la paupérrima situación a la que nos ha relegado la crisis económica mundial, siempre debe ser motivo de regocijo enterarse de que haya más gente trabajando. Digo bien: más gente trabajando, ya que lo que expresa el titular de la prensa es que ha disminuido el número de personas “apuntadas” en “el paro”, no refiriéndose para nada que haya aumentado el número de ciudadanos con contrato de trabajo, lo que me hace dudar seriamente del rigor, capacidad y posiblemente servilismo al poder de aquellos que difunden la noticia de esta forma,  grupo en el  que también incluyo a los políticos en funciones de turno que han salido a los medios a vocear el malicioso dato.

Lo mismo soy muy exigente, pero para mí es de Perogrullo que lo que necesita este país es más gente trabajando en empleos de alto valor añadido y que el dato del número de parados o del porcentaje del paro es totalmente irrelevante ya que no tiene en cuenta: El medio millón de ciudadanos que han tenido que emigrar fuera de nuestras fronteras en busca de trabajo, los que han engrosado las filas de los pensionistas o han alcanzado un acuerdo de jubilación anticipada, los que no perciben ventaja alguna en estar dados de alta en el paro y simplemente no renuevan, los falso autónomos  que sin tener trabajo cotizan para aumentar su pensión, los que trabajan unas pocas horas al mes pero tiene contrato de trabajo y otras tantas situaciones que se pueden dar en este país de Rinconete y Cortadillo que permiten manipular y alterar las cifras y la realidad.

En cualquier caso he creído conveniente ahondar en los datos suministrados en relación a este pasado mes de mayo de 2.016:

Vistos estos datos juntos, creo que estaréis de acuerdo conmigo en la siguiente y dolorosa interpretación (dentro de la inmensa alegría que me da ver que hay más gente trabajando que el mes pasado):

  • ·         Efectivamente, debido al comienzo de la temporada turística (sector servicios), los empresarios han contratado de forma temporal a los empleados que necesitan para el desarrollo de la misma. Igualmente la recogida de las cosechas ha aumentado el nivel de contratación en el sector agrícola. De ahí el alto grado de precariedad de los nuevos contratos (+95%).
  • ·         Debido al efecto calendario (dónde y cómo caen las fiestas, número de días del mes y otros factores), la cifra de contratación de 198.004 personas está “abultada” y si eliminamos dicho efecto calendario: ¡la cifra de nuevas contrataciones desciende a 43.966 personas!
  • ·         A pesar de los efectos devastadores de la burbuja inmobiliaria, ¡se sigue construyendo en este país!.
  • ·         Se ha creado menos empleo este mes de mayo (198.004 personas)que en el mismo mes de años anteriores 2015: 213.014 personas y 2014: 198.320 personas.
Pues visto lo anterior no me queda más que seguir alegrándome por las personas que han conseguido empleo, ya que el resto de los datos que vocean tanto a bombo y platillo sencillamente confirman la debilidad de nuestra economía que sigue dependiendo del turismo y la agricultura, sin nadie que haga sus deberes de crear un nuevo modelo productivo en este país que genere riqueza y empleo de calidad. Adiccionalmente me embarga la tristeza al pensar que el auge de la industria del turismo en este país se debe a factores totalmente coyunturales como que algunos de los países competidores en materia turística se encuentran en situación inestable o peligrosa o bien que la paridad euro-dólar hace muy caros ciertos destinos para los ciudadanos europeos.

Ya entiendo porqué el titular de los miembros del Gobierno en funciones y de la prensa es “La cifra de parados baja de los cuatro millones en mayo por primera vez en seis años”. La razón es muy sencilla: la casualidad aritmética de que este mes el número de personas apuntadas al paro sea inferior a 4 millones, es la única “noticia relevante” ya que el resto de los parámetros que miden la evolución de la creación de empleo se han comportado como en meses anteriores, esto es: con un ligero aumento del número de empleos precarios debido principalmente al aumento del turismo.

Parece que aquí nadie es capaz de hacer un plan para cumplir objetivos y como no lo hay pues parece más fácil decir lo que nos venga en gana “a ver si cuela”. En relación a la facilidad con que los políticos y políticas del Bálsamo de Fierabrás defienden sus planes, me he topado con unas preocupantes declaraciones de la Ministra de Trabajo en funciones: "Estamos en la mitad del camino, hemos recuperado 1,5 millones de empleo de los 3 destruidos". Esta declaración me ha parecido chocante y he recurrido a los datos de empleo del Instituto Nacional de Estadística (INE) que publica en su apartado sobre Contabilidad Nacional y he consultado los datos del empleo equivalente a tiempo completo con corrección de estacionalidad y calendario.

No parece que el Instituto Nacional de Estadística (INE) sea hasta ahora sospechoso se estar vendido a los intereses de los gobiernos y tampoco parece que se haya aumentado el empleo durante el mandato del actual Gobierno ya que el número de empleos equivalentes a tiempo completo era de 17,183 millones a comienzo de su mandato y es de 17,182 millones a finales de marzo de 2016. Entonces habrá  que preguntarse de dónde sale tamaña afirmación de boca de la Ministra en funciones. Y para ello, basta con leer con atención los datos del gráfico y saber emplear la elemental operación aritmética de la resta:

El actual Gobierno no ha aumentado el número de empleados equivalentes a tiempo completo, es más: a lo largo de la Legislatura extendida se han llegado a perder 998 mil puestos de trabajo equivalentes a tiempo completo (17,183 en primer trimestre de 2012 -16,185 en primer trimestre 2014) con lo cual la situación es la misma que el comienzo de legislatura O sea: no han mejorado nada. Evidentemente y según el gráfico a partir del primer trimestre de 2014 se ha producido una recuperación del número de puestos de trabajo equivalentes a tiempo completo, llegándose al primer trimestre de 2016 a un incremento de 996 mil en dicho parámetro.

¿De dónde se saca la Ministra la cifra de que “han recuperado” 1,5 Millones de empleos?. Pues, suponiendo que esa cifra no sea producto de los efectos del Bálsamo de Fierabrás, tenemos que imaginar que la Ministra se refiere a la recuperación de 996 mil de los 998 mil puestos de trabajo perdidos durante su legislatura y el aumento de esta cifra hasta el millón y medio al que menciona, se debe a la abundante proliferación de puestos de trabajo “por horas”, donde una persona que tiene un contrato para trabajar una hora por semana aparece como empleada y no en el paro….

Pues vaya con la creación de empleo; en una época en la que los precios del petróleo han bajado, el euro ha perdido valor en el mercado,  el BCE ha bajado el interés del dinero y la industria turística se ha visto ampliamente beneficiada por los conflictos e inestabilidades en países competidores. No parece que estos datos puedan hacer sentirse orgullosos a nadie, especialmente cuando no se ha puesto en marcha plan alguno para cambiar el modelo productivo de este país para pasar de competir con países de bajo costo a ser un productor de alto valor añadido, como los países de nuestro entorno, pero esto es harina para otra entrada en el blog.


Yo cuando paso revista a las explicaciones que han dado mes tras mes a la evolución de las cifras del paro me imagino una situación en que alguien vive en una casa aislada con un pequeño prado anexo donde pasta un jumento. Este animalito es uno de los seres más difíciles de entender para legos como yo en estos menesteres y expresan sus sentimientos por varias vías, entre ellas los molestos rebuznos. Si una persona lega en la materia intenta buscar la causa de los rebuznos del jumento, lo más probable es que cualquier explicación que encuentre sea errática, ya que no es capaz de indagar en la raíz que impulsa al animal a expresarse de esa forma.
 Una situación parecida a esta es la que pienso hay detrás de las explicaciones a la evolución del paro que venimos recibiendo mes a mes: nadie se ha puesto a entender la situación y mucho menos a trabajar a fondo para enmendarla y por eso cada mes echan mano a cualquier explicación o titular que les permita hacer ver que la cosa evoluciona a mejor, aunque sin un profundo compromiso en cambiar la situación. La solución de emplear el Bálsamo de Fierabrás a ver qué pasa la situación no sólo no mejorará sino que puede hacer que muchos crean en el espejismo de las diferentes explicaciones de los rebuznos del jumento y un día se caiga el mito del turismo, como en su día se pinchó la burbuja inmobiliaria y la culpa sea del Gobierno anterior.



José Pérez Lozano
-Licenciado en Matemáticas Especialidad:    Computación. UCM
       - Máster en Economía y Dirección de Empresas, IESE  Universidad de Navarra
       - Máster en Formación del Profesorado Especialidad:  Informática. UCM

5 comentarios:

  1. Muy interesante y lo más importante, haga lo que haga el gobierno, las nuevas tecnologías sustituyen a muchas personas. El empleo no se va a recuperar. Hay que trabajar menos horas para que trabajemos todos.

    ResponderEliminar
  2. Muy interesante y lo más importante, haga lo que haga el gobierno, las nuevas tecnologías sustituyen a muchas personas. El empleo no se va a recuperar. Hay que trabajar menos horas para que trabajemos todos.

    ResponderEliminar
  3. Este gobierno es incapaz de interpretar el rebuzno del jumento, y eso que debería sonarle familiar

    ResponderEliminar
  4. Como simple ciudadano afectado por este desgobierno, me parece muy claro, explicativo y directo a lo relevante del asunto. Son datos básicos y reflexiones muy útiles a tener en cuenta cuando se trate el asunto o decida a quien encomendar la solución del problema.
    Muchas gracias!

    ResponderEliminar
  5. Ellos manejan las estadísticas a su antojo, como casi todo el mundo. El problema son las verdaderas consecuencias de estas políticas. La gente sigue votando al PP y al PSOE después de la que han armado en España. Y aunque sigan creando un país con una economía de casino, con empleos de camareros licenciados, dará igual. Parece que es lo que quiere ser España.

    ResponderEliminar